MyRomaNuestros compañeros italianos de MyRoma, el supporters' trust del AS Roma, nos comentan las últimas novedades sobre la tan mal traída "Tessera del Tifoso" introducida por el gobierno italiano la temporada pasada. La "tessera" es una tarjeta obligatoria para abonarte a tu club que te da de alta en un registro policial de aficionados y que lleva aparejada indisolublemente una tarjeta bancaria. La "tessera" además sirve a modo de tarjeta de fidelización y recopila datos sobre consumo del titular que luego son utilizados por el club y sus "partners" comerciales. A continuación sigue un artículo redactado por MyRoma esclarecedor sobre cuanto pasa en Italia con la "tessera".

En el fútbol italiano siempre hubo algo de polémica y en los últimos años mucha de ella se ha centrado en la simple pregunta de cómo los aficionados puedan comprar entradas para los partidos. En 2009 el Ministro de Interior Maroni introdujo la idea de una tarjeta de identidad de los aficionados, conocida como “Tessera del Tifoso”. Esta debía ser expedida tras un control de policía que inscribiría al aficionado en un registro, aprobado por la misma policía, como aficionado de un club especifico, la misma tarjeta seria además una tarjeta de pago para comprar entradas, siendo expedida por el club en colaboración con una entidad bancaria. Los aficionados así podrían comprar sus entradas usando la tarjeta, obviamente pagando por ejercer este privilegio.

Pensada al principio como sistema para controlar la venta de entradas a los aficionados visitantes, el sistema se hizo obligatorio en la temporada 2010/2011 no solamente para adquirir entradas para los partidos de fuera de casa, sino también para los de casa, un desarrollo que muchos no se esperaban.

La “tessera” sirve también como una especie de tarjeta de fidelización de un supermercado, que recopila datos para fines de marketing y, como dicen las autoridades, “crea lealtad” entre los aficionados.

Sin embargo, la reacción de los hinchas hacia el sistema ha sido de abierta hostilidad desde el primer momento: a muchos de ellos les molestaba la idea que se les tratara como clientes de un supermercado a la hora de crear lealtad hacia el propio club. La idea de solicitar la tarjeta para luego aparecer en un registro policial de “aficionados oficiales” ha sido criticada por ser inconstitucional, de atentar contra las libertades individuales; el hecho de que la tarjeta sea también una tarjeta de pago la convierte en un sistema de explotación comercial para clubes y bancos en vez de aportar beneficios a los intereses reales de los aficionados. La propia agencia nacional responsable de proteger los datos personales se ha pronunciado sugiriendo que la “tessera” representa un grave riesgo para la privacidad personal, debido al amplio intercambio de datos entre policía, bancos, clubes de fútbol y otras entidades privadas, así como por la presencia de un microchip en cada tarjeta.

Grupos de hinchas y sus representantes han liderado una campaña contra la nueva tarjeta, aunque con poco éxito. A pesar de las críticas que han expresado muchos personajes del mundo del fútbol (incluyendo Michel Platini, presidente de UEFA) y de la más amplia opinión pública nacional y tras una brusca caída del número de espectadores en los partidos, el Ministro Maroni ha continuado afirmando que el sistema es un éxito.

Ahora, por fin, hay señales de avances: MyROMA, supporters’ trust del AS Roma ha estado trabajando firmemente durante el año pasado para dar a conocer al club la perplejidad de los aficionados, para subrayar los muchos aspectos impopulares de la tarjeta y sugerir propuestas alternativas que respeten las normas vigentes con el fin de combatir la violencia y que al mismo tiempo eviten los aspectos indeseados de la “tessera”. La nueva directiva del club ha demostrado disponibilidad a dialogar con MyROMA y escuchar las críticas y las sugerencias ofrecidas.

El día 15 de julio el AS Roma, durante la rueda de prensa de presentación de la campaña de abonos de la nueva temporada 2011/2012, anunció la posibilidad de comprar los abonos sin la necesidad de suscribir la “Tessera del Tifoso”. Esta decisión se basaba en el hecho que el motivo original de la “tessera” era el de determinar la posibilidad de comprar entradas para los partidos fuera de casa y en el hecho que el haber extendido el sistema también a los abonos nunca había sido acordado por ley, sino simplemente anunciado a través de un “protocolo” ministerial.

no alla tessera del tifosoEn realidad no existe ninguna posibilidad legal de volver obligatorio el vínculo entre la “tessera” y el abono. El AS Roma ha declarado que la fuerte reducción de la venta de abonos de la temporada 2010/2011, debida a la impopularidad de la “tessera”, ha llevado a la directiva a buscar una solución al problema, dados los perjuicios económicos que la tarjeta le estaba causando.

El anuncio del AS ROMA ha sido recibido con satisfacción por MyROMA y por muchos aficionados y ha generado interés en otras realidades del mundo del fútbol. Tanto Sampdoria como Boloña han declarado que estarían observando la situación y evaluando la posibilidad de aplicar la misma solución a la venta de sus abonos, y otros clubs y aficionados también han sido involucrados, como demuestra la aparición masiva de comentarios y debates en los periódicos y en la red.

Las autoridades han recibido la medida con menos entusiasmo y el Osservatorio Nazionale sulle Manifestazioni Sportive (Observatorio Nacional sobre los Eventos Deportivos), agencia estatal que asesora el Ministerio de Interior sobre los eventos deportivos, el día 18 de julio ha hecho pública una declaración, recordando al club que no podrá aplicar el nuevo sistema.

El día 21 de julio el ONMS ha hecho pública una enigmática declaración, afirmando que la iniciativa del AS Roma resulta “seguramente válida para el futuro” pero no practicable en el presente, debido a la necesidad de ulteriores análisis y consultas con los representantes de todos los clubes de fútbol - muchos de los cuales han hecho un apreciable esfuerzo durante este año para promover sus propios sistemas de fidelización”. En otras palabras: los otros clubes han gastado mucho dinero para introducir y aplicar esta desagradable medida, ahora no podemos abandonarla tan sencillamente.

La declaración del ONMS incluía también el comentario que cualquier decisión deberá ser acordada tras la discusión con los representantes de los aficionados, que deberían jugar “un rol aun más importante en las estrategias de seguridad”. Seguramente una declaración apreciable y ampliamente esperada por parte de las autoridades italianas, aunque el actual interlocutor elegido, Federsupporter, es una institución limitada que admite solamente a abonados con mucha antigüedad. Esto excluye claramente todos aquellos que, por razones económicas, no pueden permitirse un abono y a aquellos que han decidido no comprar el abono por negarse a suscribir la “Tessera del Tifoso”.

El fin declarado de Federsupporter, que es miembro de la federación nacional de las asociaciones de consumidores, es de “proteger el interés de los aficionados al fútbol, considerados como clientes”. Esta visión de los aficionados como clientes está muy lejos de la idea fundamental propuesta por muchos de los grupos de aficionados, como Supporters´Direct o como la Football Supporters´Federation en el Reino Unido. En este sentido, la decisión de las autoridades de elegir Federsupporter como representante de los aficionados parece discutible: Federsupporter puede representar solamente una parte de los aficionados de fútbol: la más rica. De hecho Federsupporter se ha opuesto a los esfuerzos del AS Roma para eludir la “tessera” y ha anunciado su satisfacción tras la declaración del ONMS, dado que “defiende el principio de igual tratamiento para todos”, una posición sorprendente para una asociación que supuestamente debería defender los intereses de los aficionados. Es digno de mención el hecho que el supporters´ trust MyROMA ha emprendido una batalla en nombre de todos los aficionados del AS Roma (sean ellos socios del trust o no), sin discriminación de una u otra parte de los aficionados.

tessera del tifosoEn todo caso, el AS Roma no ha sido la única que ha propuesto alternativas a la “tessera”: también otros clubes han salido con ideas alternativas para apoyar a los aficionados que no se conforman con el sistema. El Cagliari propuso un sistema sin abonos, ofreciendo solamente “paquetes” de 3 o 4 partidos que no requieren la “tessera”. El Taranto, que juega en la Lega Pro División 1 (la antigua Serie C1), ha creado una tarjeta de fidelización sin vínculos con el proyecto de las autoridades y que en cambio permite a los aficionados comprar entradas a precio reducido basándose en un sistema de partido a partido, para ofrecer un precio barato comparado con el ahorro que supone comprar un abono, pero sin las implicaciones sobre la privacidad personal y los aspectos económicos que derivan de la “Tessera del Tifoso”. El Padova ha “reservado” un área en la grada principal de su estadio para los aficionados que no tienen la “tessera”, que de este modo tienen garantizadas las entradas según un sistema partido a partido.

A estas alturas la propuesta del AS Roma ha sido puesta en espera y de momento no está claro cuál será el siguiente paso. El Supporters´ Trust ha hecho lo que podía hacer, el club ha mostrado sus intenciones - ahora queda ver si el club y las autoridades podrán negociar y acordar una solución aceptable.

La idea propuesta por MyROMA, y que el AS Roma ha intentado adoptar, cumple  con todos los requisitos de seguridad en Italia. Pero, puesto que la “tessera” ha sido impuesta oficialmente con el fin de promover la seguridad y poner un freno a la violencia en los estadios, será difícil encontrar medidas legítimas que puedan contrastarla. Si las autoridades del fútbol siguen con la “tessera”, la sospecha de que los intereses económicos juegan un rol fundamental en el sistema se hará inevitable. En efecto el impedimento para el AS Roma de vender sus abonos según el sistema de su elección y cumpliendo las normas, es una restricción en las leyes mercantiles.

Después de la fuerte reducción del número de asistentes a los partidos de fútbol en los años pasados, es razonable que por una vez los intereses de los aficionados se tomen en serio. Además, ¿por qué deberías necesitar una tarjeta de crédito para ver a tu equipo jugar al fútbol?

 

  • Más información en la web de MyRoma