#CambiemosElFútbolAnte el anuncio de hoy por parte de LaLiga del acuerdo firmado entre esta y la firma Relevent para jugar partidos del Campeonato Nacional de Liga de nuestro país en Estados Unidos y Canadá, desde FASFE, como red de aficiones movilizadas, queremos manifestar nuestro más profundo rechazo.

Es inadmisible, incluso considerándonos como meros consumidores, el abusivo trato que supone cambiar hasta el continente donde se jueguen algunos partidos por los que las masas sociales de los clubes hemos pagado con antelación, impidiéndonos de esta manera seguir a nuestros equipos.

Pero es que además este acuerdo supone el último de una serie de ataques de LaLiga a las aficiones que fundamos y sostenemos nuestros clubes y nuestro deporte. Son ya muchos años, sobre todo desde la llegada de Javier Tebas a la institución, en que las aficiones vemos como nuestros equipos juegan a horas imposibles por precios desorbitados, como nuestros derechos fundamentales se ven limitados en los estadios y como hasta las más inocentes expresiones de la cultura de grada tradicional como exhibir pancartas, portar una camiseta de tu equipo o animar con un bombo son a menudo prohibidas arbitrariamente en cumplimiento de normativas de LaLiga.

Por estos motivos instamos a LaLiga a que reconsidere esta decisión, no puede gestionar una competición agrediendo sistemáticamente a los que hacemos de nuestros clubes y nuestro fútbol lo que son a día de hoy.

Instamos asimismo a la Real Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes, cada uno en virtud de sus competencias, a que impidan que nuestro Campeonato Nacional de Liga se juegue más allá de nuestras fronteras, hurtándonos a las aficiones de nuestro país la posibilidad de seguir a nuestros equipos. Recordemos que nuestros clubes son instituciones con una relevancia social y una raigambre popular muy fuertes, no empresas de provisión de entretenimiento para el mercado exterior.

Por último, anunciamos que desde hoy mismo hemos empezado contactos con diversas organizaciones e iniciativas informales de aficionados con el fin de articular una respuesta contundente que muestre el hartazgo de las aficiones con este modelo de gestión de nuestro deporte. En los próximos días comenzarán las movilizaciones que haremos públicas en su momento.