sdEn 1999 nació en Inglaterra un movimiento que no tardaría en convertirse en un ejemplo para los aficionados al fútbol de todo el continente. Fue entonces, hace ya una década, cuando se constituyó formalmente la organización de apoyo a los aficionados en materia de propiedad de los clubes conocida como Supporters Direct.

Supporters Direct es una federación de lo que se conoce como “Supporters Trusts” asociaciones de aficionados descontentos con el progresivo alejamiento de los clubes de sus comunidades originarias. Así, Supporters Direct nació como organización para dar apoyo a estas iniciativas de los aficionados. Según su declaración de intenciones “creando y desarrollando asociaciones de aficionados, pretendemos propiciar la representación democrática en los clubes y, de esta manera, promover los mejores estándares de gobierno, responsabilidad y crear lazos más fuertes entre los clubes y sus comunidades”.

Financiada con fondos públicos y privados, Supporters Direct es un caso único de consenso político, contando con el apoyo de todo el arco parlamentario británico que considera su labor la manifestación más importante en el ámbito del deporte de los valores democráticos y la muestra de la importancia de la sociedad civil. Además, los responsables de cultura y deportes de los tres principales partidos británicos, el laborista, el conservador y el liberal-demócrata mantienen reuniones periódicas con Supporters Direct para pulsar las opiniones de los aficionados sobre los aspectos de propiedad y gestión del fútbol que tanto preocupan en Gran Bretaña. Para completar el cuadro del alto grado de inserción institucional de la organización de aficionados, cabe reseñar la buena la interlocución existente entre Supporters Direct y las federaciones de fútbol inglesa y escocesa.

sd_conferenceLa labor de Supporters Direct a lo largo de los últimos diez años se ha centrado en asesorar a las asociaciones de aficionados sobre todos los aspectos necesarios para asegurar la participación responsable de los aficionados en sus clubes. En este sentido Supporters Direct orienta a las organizaciones de aficionados acerca de como adquirir acciones y sindicarlas sobre bases democráticas, y como utilizar estos instrumentos para incrementar los estándares de responsabilidad y transparencia de los clubes y su reorientación hacia sus comunidades.

Si las intenciones de Supporters Direct eran ambiciosas en sus orígenes, los resultados de su actividad sólo pueden ser considerados como impactantes. A lo largo de la última década se han creado asociaciones de aficionados en más de 150 clubes (el 70% del total) de todas las divisiones de Inglaterra y Escocia, a los que pertenecen más de 120.000 aficionados. Estas organizaciones de aficionados han aportado más de 20 millones de libras esterlinas (más de 23 millones de euros) a sus clubes. Las asociaciones de aficionados de 110 clubes tienen participaciones accionariales en sus equipos y quince de ellas son sus propietarias o los controlan. Existen además 45 miembros de los Supporters Trusts en los consejos de administración, de ellos el 50% elegido democráticamente por los aficionados.

El éxito de Supporters Direct hace años ya que trascendió las a menudo herméticas fronteras de Gran Bretaña, ya en 2006 José Luís Arnaut en el Informe Independiente sobre el Deporte Europeo celebraba la sana aportación de Supporters Direct al fútbol y consideraba necesario estudiar la posibilidad de que el modelo fuera exportable a otros países de nuestro continente. El estudio de viabilidad que consideraba necesario José Luís Arnaut fue realizado a lo largo de 2007 y 2008 por Supporters Direct con financiación de UEFA e identificó una serie de países, entre ellos el nuestro, en los que considera que se dan las condiciones para el establecimiento de una oficina de este tipo.sd_coop_cup_2009

En el caso de España desde el momento en que FASFE fue fundada, comenzó a desempeñar de manera mucho más modesta al carecer de la financiación y la experiencia de su organización hermana británica labores similares en nuestro país.

Es la historia de Supporters Direct la historia de cómo los aficionados debidamente organizados pueden aportar mucho a sus clubes y al fútbol en general. De como las comunidades originarias que dieron vida a los equipos consiguen impedir la desaparición de los clubes que fundaron y financian. De como las aficiones pueden evitar las lamentables consecuencias que tiene la mala gestión que siguen los dueños y directivos de clubes al guiarse por incentivos inapropiados. El fútbol es mucho más que una actividad económica, la dimensión mercantil es la más insignificante de las muchas facetas de nuestro deporte y el hecho de que erróneamente la mayoría de los clubes estén constituidos como entidades para el tráfico mercantil provoca distorsiones que grupos como Supporters Direct en el Reino Unido o FASFE en España pueden ayudar a evitar.

Más información sobre Supporters Direct en www.supporters-Direct.org (en inglés)