Proyecto Comisin Europea FASFE colabora con supporters Direct nete a FASFE
Espíritu oviedista Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 21
MaloBueno 
Martes, 31 de Agosto de 2010 00:00

Manifestación_Real_OviedoLa afición del Real Oviedo protagonizó el verano de 2003 una de las páginas más bonitas de amor a unos colores. Fueron unos días de aquel verano cuando el club asturiano, descendido a 2ª B por deméritos deportivos y a 3ª por impagos, desahuciado por sus dirigentes y con las autoridades locales y regionales creando un club artificial para substituirlo, vieron aparecer una afición que se cargó los restos del club a sus espaldas y consiguió salvarlo de su más que anunciada desaparición.

Lo que los aficionados oviedistas pasaron durante aquellos días -que quedó plasmado en el libro El Espíritu de 2003- provocó que algunos aficionados azules decidieran fundar la Asociación de Oviedistas Espíritu 2003, una asociación que vela porque lo que pasó en 2003 no vuelva a pasar.

Siete años más tarde, la afición oviedista vuelve a estar asustada ya que ve como lo que ellos salvaron está siendo dilapidado por unos nuevos dirigentes que emplean los viejos métodos, los que pusieron al club al borde de la desaparición y que son tan comunes en nuestro fútbol.

Juan González, uno de los miembros de Espíritu 2003 nos cuenta en primera persona lo que pasó y está pasando en el Real Oviedo y el miedo que sienten los oviedistas al ver que pueden padecer otro verano de pasión en cualquier momento y que ellos no tiene no tienen cauces de participación para evitar la pésima gestión de los dirigentes. Eso sí en el día a día no podrán participar, pero cuando haya que salvar el club volverán a ser los aficionados lo que tengan que arrimar el hombro. La triste historia de siempre desde que los clubes se transformaron en sociedades anónimas aquel infausto 30 de junio de 1992.

Siguen las palabras de Juan González de Espíritu 2003.

"La historia reciente del Real Oviedo está salpicada de un dramatismo fuera de lo habitual en el mundo del fútbol.

Del 10 de junio de 2001 al 31/08/2003: 26 meses y medio separan en el Tartiere el último partido en Primera División frente al Real Madrid (1-1) y el primer partido en Tercera División --4ª categoría-- frente al Mosconia (1-0). Difícil de igualar, ¿verdad?

En apenas dos años se pasó de la liga de las estrellas a la liga de los estrellados visitando equipos de barrio de la propia ciudad y de toda la región.

Las causas de ésta debacle son de sobra conocidas por los futboleros nacionales y no es el objetivo de éste artículo pero, a modo de resumen, podemos hablar de un cóctel de: una plantilla poco profesional, unos nefastos directivos y, sobre todo, un enfrentamiento político que cogió al Real Oviedo en medio del fuego cruzado de los dos grandes partidos políticos nacionales. Todo ello, bien agitado, dio con nuestros huesos en “los barrizales” como se denominó en Asturias a esta triste etapa del club.

Libro_El_Espiritu_de_2003Pero no era suficiente con la caída. Todavía había más. El alcalde de la ciudad, con mayoría absoluta, se creyó con el poder suficiente para dirigir los designios del fútbol en Oviedo, y para acabar con el Real Oviedo, creando un nuevo equipo a partir de un modesto equipo de barrio, dotándole de nuestros colores, un plagio de nuestro escudo, vendidos ex - jugadores  del Real Oviedo y, por poco, el mítico Carlos Tartiere. Por suerte, cometió el error de no saber que el fútbol para los aficionados es mucho más que un deporte, es un sentimiento al que no se renuncia jamás.

Fueron pasando los años con altibajos deportivos, hasta que un día nos levantamos con la noticia que llevábamos soñando años. Un grupo de empresarios de Oviedo estaban interesados en adquirir el club. Muchos, entre los que me incluyo, pensamos que por fin había llegado el momento, que alguien se había atrevido.

Este es el titular de la noticia en La Nueva España del día posterior a la compra.

Un grupo asturiano adquiere la mayoría de la ampliación del Oviedo
La sociedad, que encabeza el promotor inmobiliario Alberto González, presidente del Naranco de balonmano, compró ayer 29.100 títulos por un importe de 800.250 euros y pasa a ser el mayor accionista

Y con este titular, la primera mentira. Lo que se pretendía vender como “un grupo de empresarios” en su día, se ha convertido en realidad en Alberto González y punto.

Por aquellas fechas, el propio González afirmaba que su intención era crear dos núcleos dentro del Consejo: uno más reducido, donde se centraran las decisiones y otro más grande, en el que si él decidía ser consejero se incluiría el mismo. Esa fue la segunda mentira que la realidad se ha empeñado en demostrar. En el Real Oviedo tan solo existe una voz que pasa por encima de los presidentes que hasta se llegan a enterar de fichajes por la prensa. Claro, así duró lo que duró Toni Fidalgo (ex – adjunto de la Liga de Fútbol Profesional) en la presidencia: un mes en el cargo.

Durante estos 4 años se han sucedido 3 presidentes distintos, de los cuales los últimos son los típicos 'floreros' y, en el caso del actual, 'paraguas' de las continuas tormentas que genera Alberto González.

Otra perla. El máximo accionista tiene como asesor externo deportivo a Juan Mata, padre del chaval del Requexón (cantera del Real Oviedo), Mata, que todos conocéis en la actualidad por su pertenencia al Valencia CF y a la Selección Española y reciente campeón del mundo. Este personaje, como muchos sabréis, es representante de jugadores y obviamente no es de extrañar que algunos de sus “productos” hayan recaído en las filas azules. ¿Os imagináis las negociaciones de cualquiera de sus jugadores representados, con el club?  ¡¡¡De locos!!! Vamos a dejarlo en 'no muy ético'.

Pero vamos más allá todavía. Con motivo del doble descenso (deportivo y administrativo) a Tercera División la cantera del Requexón se vio muy tocada, llegando incluso a tener que deshacer el filial, el Real Oviedo B (antes conocido como Vetusta). Años más tarde, desde la afición, se tomó la decisión de crear el equipo de nuevo desde la categoría más baja del fútbol en Asturias, la Segunda Regional, con el objetivo de que fuera escalando posiciones poco a poco. No os lo vais a creer. Hemos llegado a tener a dos jugadores brasileños jugando con el equipo, tremendo ¿verdad?

Bus_Real_OviedoPor el medio de todo esto, nos deleitó con un sinfín de absurdas decisiones entre las que destacan: un convenio de colaboración con la República Dominicana (potencia futbolística de reconocido prestigio internacional), donde incluso se planeaba hacer un stage de pretemporada. Tampoco estuvo mal el hacerse con un autobús de lujo para desplazarse, que ser es 'muy guapo', pero que --en el entorno en el que se movía el club en esos momentos-- era una situación absurda.

De las más recientes: ha creado cargos absurdos e innecesarios en Segunda B: una Jefe de Protocolo (con la única misión de apartar a la afición de los jugadores y del Palco) y una Portavoz de Comunicación, con nulos conocimientos de lo que es el oviedismo, y que ¡oh, sorpresa!, es familiar suya.
Del tema económico no os quiero aburrir mucho.

Tan solo cuento unos datos. Alberto González se hizo con el poder al comprar 800.000€ en acciones hace 4 años; posteriormente se hizo una ampliación de capital donde volvió a comprar 1.000.000€ y el Ayuntamiento de la ciudad otro millón de euros.

No mucho más tarde, y ante la delicada situación económica y patrimonial de club, se vendió la marca Real Oviedo al Ayuntamiento por un montante de 3.000.000€ que se distribuirían en 1.5 millones el primer año, 1 millón el segundo año y 500.000 el tercer año (este medio millón, que se pagará en enero de 2011, ya está comprometido por una línea de crédito creada este año).

Resumiendo: cuando Alberto González llegó al poder estábamos en 2ª B y hoy, cuatro años más tarde, nos encontramos en 2ª B, con menos activos en la Sociedad y después de "fundirse" 5.300.000€ más los ingresos correspondientes de las temporadas. En total cerca de  8.000.000€, que se dice pronto, para estar en el mismo sitio, pero habiendo conseguido por el medio los dos peores "logros" deportivos de los 84 años de historia del Club: un descenso deportivo del Primer Equipo a 3.ª División y el primer descenso de su historia del Juvenil de División de Honor.

Por desgracia, ya nos hemos dado cuenta que el hecho de que bajo el mandato de Alberto González haya desaparecido el Balonmano Naranco, una entidad histórica de la ciudad habitual de División de Honor (antes de Asobal), no fue fruto de la mala suerte.

Fijaros como está la situación que no paran de salir “numeritos” a la luz pública. Ahora han tenido la feliz idea de denunciar a su propia afición por coacción antes las protestas llevadas a cabo con motivos de los precios de la liguilla de ascenso. Otra situación absurda más puesto que ellos mismos reconocen que la Policía Nacional estaba personada en el lugar y no actuó porque no había nada punible, simplemente era el ejercicio de la libertad de expresión. ¡¡¡Ver para creer!!!

Y así nos encontramos los Oviedistas otra vez. En medio de un caos deportivo y económico que vuelve a poner en serio peligro el futuro del club a corto plazo mientras la guerra política que fue una de las causas del conflicto, continúa vigente. Desde el Gobierno del Principado de Asturias (signo político distinto a la alcaldía) con su presidente a la cabeza (reconocido Sportinguista) se está en litigios por el impago de un convenio de colaboración firmado antes de la caída de 2003.

Solo queda una tabla de salvación, que vuelve a ser la afición, que es la única que ha mantenido una coherencia constante a lo largo de todo este periplo. Una afición cuyo mérito, en mi opinión, no es meter 27.000 personas en un partido de Tercera División o llevar casi 4.000 personas a Pontevedra hace apenas unos meses.

Para mí, el mérito de verdad está en hacerlo SIN ILUSIÓN. No hablo naturalmente de la ilusión deportiva de ascender o pelear por ascender. Hablo de La Ilusión que nos han robado políticos, directivos, jugadores... A día de hoy poca gente se ve con posibilidades reales el ir escalando posiciones en el panorama futbolístico nacional y eso, para un equipo, para una ciudad como Oviedo, es duro, muy duro.

Aún con todo, seguimos en la brecha y que nadie dude que seguiremos en ella.
Algún día se invertirá la tendencia y vendrán vientos a favor."

 
- Contacto - FEDERACIÓN DE ACCIONISTAS Y SOCIOS DEL FÚTBOL ESPAÑOL - Aviso legal -